Thursday, January 28, 2010

exit




quisiera escapar de mí
aferrándome a tus piernas
foto de romain laurent

14 comments:

Naia Salud said...

Pero...

Me agarro a la hierba de tu mano
para no caer,
arañando con mis uñas
el pecho
del abismo.

poema de Maram Al-Masri

Abrazo sostenido en el silencio.

Dante B. said...

naia:
vaya...me gusta la proximidad de contenido
el mío iba a ser poema y se quedó en estrofa
no quise decir +
un abrazo

Basurero Usurero said...

Te invito a hacerlo, que no se quede en deseo y atrévete. Suerte.

dondelohabredejado said...

Wow!!! Decís todo en una frase!!!
Y la imagen, también genial!!!

dondelohabredejado said...

Me shockeaste tanto y tan bien... que me olvidé de saludarte, ja
Te dejo muchos besos, con toda mi admiración.

Dante B. said...

Basurero,
no siempre se puede, ya sea por racionalidad, ya sea por piedad, ya sea por cobardía.



Marina:
gracias, cariño.

CONCHUDA said...

Bravo! abrazo desde Argentina!

mi nombre es alma said...

Y sin embargo
aferrándome atus piernas
me encuentro.

Un abrazo

Mariola said...

Yo a veces también trato de escapar de mí, pero no lo consigo, aquí sigo, así que ya no me huyo, total, si me voy a alcanzar, que me conozco, que aunque no pueda correr mucho, como soy constante, al final me alcanzo y me digo a mí misma...

Pero dónde vaaaaasss!!???
alma de dios!! que te vas a peder!!
Y nada, me autocastigo por haberme autoescapado... la única diferencia es que yo no tengo unas patorras así donde aferrarme.

:)

Besito

Fernando said...

Cuántas veces habré pensado algo parecido...
Me encanta el encaje perfecto de imagen y palabra.

Dante B. said...

Conchuda,
glups! vaya nombre elegiste. Aquí no pasan del Conchita.

Alma,
Mariola,
Fernando,
habituales como sóis ya estáis enterados de las reglas de este juego.
Me cuesta hablar sobre los poemas.

Un abrazo y gracias por la visita
a todos.

Fernando said...

Lo estamos, Dante. Porque a algunos nos pasa lo mismo.
Un abrazo.

Choni Mandl said...

...si tuvieran cuatro manos.

Dante B. said...

Fernando,
Choni:
abrazos y ladridos amistosos...